Fitch baja la perspectiva de calificación salvadoreña a BB negativa

El Salvador

Fitch señaló en el reporte que la presión fiscal está haciendo mella en la economía salvadoreña, sobre todo después que la deuda llegara al 52% del producto Interno Bruto (PIB), cuando la media de los países con calificación BB es de 39%.

Asimismo El Salvador se ve afectado por la baja competitividad, la poca inversión, el bajo crecimiento económico y la inseguridad ciudadana.

  • Jue, 07/26/2012 - 10:38

La calificadora de riesgo Fitch Ratings modificó a la baja la perspectiva económica de la calificación salvadoreña, pasando a ser BB perspectiva negativa. Esta es la primera baja en la perspectiva del país desde la reforma fiscal de 2011.

Fitch señaló en el reporte que la presión fiscal está haciendo mella en la economía salvadoreña, sobre todo después que la deuda llegara al 52% del producto Interno Bruto (PIB), cuando la media de los países con calificación BB es de 39%.

“Esto restringe el espacio de política del gobierno para responder a los choques externos y domésticos”, destaca la agencia calificadora que está atenta a una nueva reforma fiscal para ayudar a las enflaquecidas finanzas públicas que se ven presionadas por más gastos. La carga fiscal del país sigue rondando el 14% del PIB.

Asimismo El Salvador se ve afectado por la baja competitividad, la poca inversión, el bajo crecimiento económico y la inseguridad ciudadana.

El Salvador es hasta ahora el país que menos crecerá en el istmo, las proyecciones oficiales esperan que el PIB suba un 2%.

Las fortalezas que todavía ostenta este país centroamericano y que no permite una mayor caída de su calificación son la estabilidad macroeconómica gracias a la dolarización, un sistema bancario sano y “un registro histórico robusto en la implementación de diversas reformas fiscales a pesar del bajo crecimiento económico”, agrega el reporte de Fitch.

Hasta ahora la calificación salvadoreña por Fitch es más baja que la de países como Guatemala y Costa Rica que ostentan un BB+.

Hasta hoy El Salvador mantiene una calificación de BB- con perspectiva estable de parte de Standard & Poor’s y una Ba2 de parte de Moody’s; por lo visto volver a tener el grado de inversión sigue siendo un sueño bastante lejano.

autor

ElEconomista.net

Comentarios